La_educaci%c3%b3n_es_responabilidad
La educación es responsabilidad de todos
Durante los 70 y 80s Colombia hizo importantes avances en extender las oportunidades educativas e incrementar la escolaridad promedio de la población. El país aumentó la inversión en educación, y los líderes empresariales empezaron a trazar y recorrer un nuevo camino en el cual las empresas pioneras del tema abrían las puertas a sus colegas para compartir su experiencia. Aun así, la educación estaba lejos de ser lo que debía ser, abriendo paso a programas de alianzas entre empresas privadas y colegios para mejorar la calidad de la educación.

La iniciativa…

La inquietud y el gran interés de algunos empresarios frente a los temas de responsabilidad social corporativa, el conocimiento en el tema de gestión de la calidad, unido a la oportunidad de acción y mejoramiento en el sector educativo, llevaron a la decisión de poner en marcha el programa Líderes Siglo XXI, un programa de alianzas entre empresas privadas y colegios para mejorar la calidad de la educación. El caso de “Líderes Siglo XXI” fue escrito por la Investigadora Asociada Diana M. Trujillo bajo la supervisión del Profesor Roberto Gutiérrez, ambos de la Facultad de Administración de la Universidad de los Andes, como parte de la colección de casos SEKN.

El programa surgió en Bogotá en 1994 con un grupo conformado por 10 parejas de empresarios y colegios, y creció a escala nacional hasta completar 17 grupos que integran a 189 colegios y 109 empresas en el año 2002. La misión del programa era liderar la difusión e implementación de la calidad total en las instituciones educativas, sin embargo, acertar o equivocarse en la estrategia que llevarían a cabo sería definitivo en el futuro del programa.

El Programa…

El programa se concentró en diseñar e implementar un modelo de gestión administrativa, dejando claro que no se intervendría en las cuestiones académicas de la institución. Los empresarios enseñaron a los colegios cómo hacer una planeación estratégica, cómo alinear misión y visión con los objetivos, y cómo construir un colegio orientado hacia los resultados. La apuesta era que al mejorar la administración escolar mejoraba la calidad de la educación.

Los primeros contactos se hicieron durante las actividades de capacitación a las que asistieron las personas de Meals de Colombia, compañía que asumió el liderazgo del programa debido al interés personal de Alberto Espinosa, presidente de Meals, misma que más adelante consolidó su rol como líder hasta convertirse en coordinadora e incorporar el proyecto en su estructura organizacional.

El primer grupo de alianzas fue conocido como “Grupo Uno”. Para esta primera fase, Meals de Colombia aportó su modelo de calidad “mejorado con inquietudes y aportes de otras compañías”, la receptividad de los colegios y el interés fue enorme. El programa comenzó a generar expectativas altas entre los colegios. La Secretaría de Educación de Bogotá observó el éxito que se había logrado en los tres primeros años y pidió a los empresarios extender el alcance del programa a los colegios públicos. De este modo, los directivos del programa asumieron un nuevo reto y armaron el “Grupo Dos” con colegios oficiales de la localidad Ciudad Bolívar. En ciudades como Medellín y Cali, otros empresarios se unieron al proyecto y aumentaron la cobertura a 189 instituciones educativas y 109 empresas organizadas en 17 grupos en el 2002.

Entre los beneficios del programa, los colegios adquirieron un prestigio de cumplimiento y de calidad: los maestros lograron involucrarse en solucionar los imprevistos y estar pendientes de los estudiantes. Debido a los proceso de mejora en la calidad, se logró ofrecer mejor atención a los clientes internos y externos, y la reputación de la institución se posiciono de forma positiva al punto en que cada vez eran más los papás que se acercaban a buscar cupo para sus hijos.

Por otro lado, para las empresas existían diferencias en la generación de valor dependiendo del grado en que se hayan involucrado. Hay empresarios que se vinculaban por una motivación altruista, pero en el caso de Meals y empresas como NCR y Multidinamics, la intención era canalizar su estrategia de responsabilidad social a través del programa. En este caso los resultados fueron más allá del beneficio personal y se percibieron importantes retribuciones para la empresa.

Reflexión…

Los resultados del programa eran una gran satisfacción para sus creadores y participantes. El plan estratégico planteó enormes desafíos. Una de las metas consistía en ampliar en 58% la cobertura de instituciones educativas y aumentar en 37% las empresas vinculadas.

A través de esta iniciativa se lograron manejar alianzas múltiples que permitieron conocer mejor el sector en el cual se intervino, y apoyar al sector educativo facilitando cada vez más para aprender sobre el proceso de administración interna y mejorar la calidad de las instituciones educativas.
Los beneficios fueron más allá de lo previsto, para Meals de Colombia, el coordinador y líder de la iniciativa, los beneficios se percibieron con mayor intensidad. Las alianzas le permitieron agregar valor en el nivel de personal a través del logro de mejores criterios de reclutamiento, la apropiación de nuevas metodologías de administración de personal, posicionamiento e imagen y la facilidad de retener talentos.
Columnas
30/06/2017
Los seres humanos tendemos a pensar que el agua es un recurso natural cuya fu...
27/02/2017
Ya en su discurso de campaña, Donald Trump había manifestado su falta de preo...
23/01/2017
En promedio cada uno de los 7.3 mil millones de habitantes en el planeta tier...
EGADE Business School
Valle Oriente, San Pedro Garza García
Nuevo León
sustentus.egade@itesm.mx
(81) 8625 6260